EL DERECHO DE VOLVER A PRIMERA

|

No puedo negar que no las tengo todas conmigo. El Deportivo tiene mañana a su alcance, un punto le vale, el ascenso matemático a Primera División. Sin embargo, las dudas, lógicas, me bloquean. Jugar en Riazor debía ser clave para conseguir el objetivo, pero, visto lo visto durante  la temporada, mi preocupación se triplica. Lo comenté la pasada semana. Perder 30 puntos en tu estadio es un mal síntoma, sobre todo cuando ves que no existen visos de mejora. El Depor lleva una racha de resultados nefasta. Y lo que es peor hay declaraciones de jugadores que parecen indicar que la armonía con el técnico no es la más aconsejable. Y que además llega en un momento vital para el futuro deportivo del club con el ascenso al alcance de la mano.
En este sentido, no se pueden pasar por alto manifestaciones vertidas por Marchena y las del propio Vázquez. Las del “5” blanquiazul vislumbran cierto resentimiento hacia el técnico. El central deportivista dijo hace unos días, a preguntas de cómo veía al equipo, que “esas cosas se las tenéis que preguntar al entrenador. Yo no entiendo de eso”.  La respuesta no es lógica. Algo ocurre entre el técnico y el andaluz. La reacción de todo un campeón de Europa y del mundo es preocupante y deja entrever amargura y rencor. Y en estos instantes más. Y a pesar de que mañana ante el Jaén parece que volverá a ser de la partida, el protagonismo de Marchena en los últimos partidos, entre unas causas y otras, fue  prácticamente nulo.
En cuanto a las declaraciones de Vázquez tras el empate contra el Eibar en Riazor dando por bueno el punto, me parecieron desalentadoras. Como lo sucedido tras las derrota en Soria. Denotó intranquilidad en un grupo que está necesitado de ánimos, de goles, de una buena tarde de fútbol y una victoria contundente que apague lo negativo vivido en nuestro estadio durante la temporada. Que de un plumazo cambian las tendencias. Las derrotas y las victorias. Unas se van y otras llegan. Nadie quiere hablar de relevos a pesar de que estos términos futbolísticos están siempre en la mente de los protagonistas. De los que están en la grada, en el campo, en el banquillo y en el palco. Entre todos hay que sacar esto adelante. Y sin regalos. Yo seré el primero en hacer la ola para celebrarlo.

EL DERECHO DE VOLVER A PRIMERA