EL RETO DEL DEPORTIVO

|

Ya quedan lejos los años en los que un Deportivo-Barcelona era un partido en el que se enfrentaban dos equipos de un nivel similar; ahora, el desequilibrio es evidente y, por desgracia, a favor del conjunto azulgrana. No obstante, como dice el tópico futbolístico, los partidos hay que jugarlos, así que sería un error dar de antemano por derrotados a los blanquiazules, quienes, además, contarán en la grada con el apoyo de más de 30.000 seguidores volcados en el intento de impulsar a su equipo hacia la victoria. El reto no es fácil, pero si se recupera la actitud perdida en las últimas jornadas es posible que se consiga la hazaña.

EL RETO DEL DEPORTIVO