Saltarse las medidas a lo grande

|

puestos a ignorar esa vocecita que nos da el punto de cordura necesario para pasar el día, ocho iluminados de Barcelona han decidido saltarse las medidas del estado de alarma a lo grande. La Policía los encontró en un piso turístico del centro de la ciudad dispuestos a hacer una fiesta sexual aderezada con cocaína, speed, cristal y éxtasis líquido. Toda esa ayuda química tenía que servir para que la juerga durase una semana, que era el tiempo que tenía alquilada la vivienda el impulsor de la orgía. Cuando llegaron los agentes, que iban de paisano, los recibieron con los brazos abiertos y ganas de que se unieran a la celebración. Y es que los organizadores habían tenido poca respuesta, de los treinta convocados no había aparecido ni un tercio. Menuda faena les había hecho el coronavirus, si es que no hay derecho. Y encima, acabaron arrestados por tenencia de estupefacientes.

Saltarse las medidas a lo grande