Hipocresía

|

El Partido Popular no iba a admitir a trámite la iniciativa de ley presentada por la Plataforma Stop Desahucios, “porque retrasaría la aprobación de su propia propuesta, como decreto ley”, que no recoge la dación en pago con carácter retroactivo, contraria a los intereses de los bancos.

Pero cuatro suicidios en una sola semana, inducidos como consecuencia de desahucios, es más de lo que se puede digerir.

Por eso los populares han tenido que mudar de opinión, a todo trapo, para que su gaviota no se tornara roja. Para muchos ciudadanos es evidente.

La cara de su portavoz en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, al dar la noticia de la “rectificación” era un no sé si gesto de alegría o contrariedad, que no analizaré.

Pero ¡ojo!, esto no prueba que la iniciativa ciudadana vaya a ser aprobada, después de su debate, tal como se presentó. Nadie piense que es cera todo lo que arde. Los desahuciados y los que no, tendremos cumplida prueba de ello. Al tiempo.

Hipocresía