La mentira ya está globalizada

|

A estas alturas todavía hay gente que no se ha enterado de lo que significa la globalización. Eso de que en todo momento sabemos lo que sucede en el otro extremo del mundo se está llevando hasta el paroxismo a cuenta de las redes sociales. Y si no que se lo expliquen a Sedar Aziz, defensa del Galatasaray turco, para quien ya están buscando nuevo equipo. La culpa de su salida precipitada del balompié otomano la tiene su mujer, que fue incapaz de resistirse a colgar una foto en Instagram para demostrar lo bien que lo estaban pasando en las Islas Maldivas. El problema es que el jugador había alegado unos problemas estomacales para no jugar el último partido del año y, de ese modo, conseguir unos días de vacaciones extra que le permitieran irse a tan paradisíaco lugar un poco antes de lo que el calendario había dispuesto. Lo que haya no se sabe es si el futbolista ha decidido romper con su mujer por su indiscreción.

La mentira ya está globalizada