El retrato de dos mareantes

|


ROCÍO Fraga, concejala (¿?) de Igualdad y Diversidad –que es como serlo de gordos y flacos, automovilistas y peatones, policías y ladrones– va de guay por la vida. Su currículum la presenta como “socióloga experta en género, empleo y participación ciudadana. Activista feminista y de diversos movimientos sociales”, pero realmente es un verso libre –¡qué mal está la lírica!–; su jefe ha ligado el proyecto de futuro de la ciudad –el actual no existe– a Inditex y ella reniega del gigante textil; su jefe, tras descubrir el retrato de Paco Vázquez, el coruñesismo hecho hombre, asegura que aún no está para cuadros y lo primero que se le ocurre a ella es hacerse un meme vestida de embajadora y colgarlo en las redes sociales... Por cierto, también ahí estuvo acertado Tone Gómez-Reino, mareante aportuguesado con plaza en el Congreso: “Um alcalde civil quer fazer história vestido de gerifalte militar”, a lo que Un tipo cabreado le contestó: “No sea paleto. El uniforme es de embajador, no de militar”. La concejala y el diputado quedaron retratados.

El retrato de dos mareantes