LA VARA DEL PP

|

El Partido Popular nos viene “dando la vara” con el mensaje de la recuperación económica y no cala. No cuela. La vara de medir que usa el PP y reproducen sus terminales mediáticas, se centra en tres mantras: suben las exportaciones, baja la prima de riesgo y se percibe un descenso en el paro.
Y luego vienen los expertos, los que saben, y el pueblo llano que lo vive y lo sufre, y te hablan de un empleo en precario y con salarios que no dan para vivir. Gracias a esos salarios suben las ventas al extranjero.
Y es que en vez de devaluar la moneda nos han devaluado a los ciudadanos. La prima de riesgo está, estos días, al mismo nivel que en vísperas de llegar el PP al poder “para devolvernos la alegría y traernos la prosperidad”. Y está claro para todos, excepto para los gobernantes –forrados de privilegios– los altos ejecutivos, con sobres sobre el sueldo y van sobrados, que la recuperación ni se le ve ni se espera para pronto y la felicidad solo se consigue en la calle con el desahogo del grito y la manifestación.
Es, metafóricamente hablando claro, para darles con la vara “no lombo”.
Y es que los ciudadanos, como repiten las encuestas una y otra vez, mantienen el pesimismo sobre el final de la crisis y los que ven la botella medio llena aseguran que las mejoras tienen causas externas y no la acción del gobierno.
Es más: los votantes del Partido Popular cuestionan la actuación del ejecutivo de Mariano Rajoy y, en conjunto, la situación económica la califican, un 90 por ciento de los ciudadanos, como mala o muy mala. Y luego hay un tres por ciento (los citados en el capítulo anterior), sumando los beneficiarios de la Gürtel, Pokémon y otros chollos del montón.
Y si preguntas si el Gobierno sabe lo que hace y afronta adecuadamente la situación económica un 76 por ciento te dice que no tiene ni p.i., un cuatro por ciento no sabe o no contesta y un diez por ciento dice que hace lo que les conviene a su bolsillo y no a la ciudadanía.
Y si vas “polo miudo” te cuentan que casi dos millones de familias no llegan a fin de mes; que son los jubilados los que mantienen la economía familiar y, qué horror, que el treinta por ciento de la población infantil no está bien nutrida
Lo dicho: darles con la vara “no lombo”.

LA VARA DEL PP