Y ahora a buscar un entrenador

|

Los protagonistas del mito de la caverna no solo pasan su vida encadenados sino que únicamente ven sombras. En cambio, en la mítica caverna blanca no hay ni un solo grillete y todo es luminosidad. Pero, pese a esa situación idílica, también hay broncas y fugas inesperadas. Se marchó Zidane, se marchó Cristiano Ronaldo... Como contrapartida llegó Lopetegui, pero el equipo es un desastre. Tan mal se ve la situación que la frase de moda en el Bernabéu es demoledora: “Ya tenemos a Lopetegui, ahora vamos a buscar un entrenador”. Igual Florentino le propone a Rubiales cambiárselo por Luis Enrique, pero será difícil que cuele.

Y ahora a buscar un entrenador