Separación de poderes

|

Uno de los principios sobre los que sustentan las democracias occidentales es la división de los poderes. Una teoría que fue desarrollada por Montesquieu, pensador y político francés de la Ilustración. Simplificando mucho en ella se viene a decir que para garantizar un buen gobierno es necesario que exista una separación de poderes. Por un lado, estaría el poder legislativo, encargado de dictar las leyes; por otro, el ejecutivo, cuya misión es hacer cumplir estas leyes y, por último, el judicial, cuya función es la de administrar justicia en una sociedad. Según la teoría clásica de Montesquieu, la división garantiza la libertad del ciudadano. 
Bajo esta separación de poderes, nace el llamado estado de derecho, en el cual los poderes públicos están igualmente sometidos al imperio de la ley. El poder judicial debe ser independiente para poder someter a los restantes poderes, en especial el ejecutivo, cuando estos contravengan el ordenamiento jurídico y convertirse en el encargado de hacer efectivo la idea del Derecho como elemento regulador de la vida social. 
Recientemente el alcalde de Cabanas, Germán Castrillón, fue imputado por un supuesto de delito de desobediencia al no ejecutar la demolición de las fases declaradas ilegales del edificio O Penso. En su juicio, Castrillón alegó la imposibilidad por parte del Concello de ejecutar dichas demoliciones por la falta de recursos. En la sentencia dictada por el juzgado de lo Penal de Ferrol se absolvió al regidor y, según la misma, quedó demostrada la voluntad de Castrillón de hacer cumplir las sentencias a lo largo de los últimos años. Pero resulta ahora que un partido de la oposición, Somos Cabanas, piensa que las alegaciones del alcalde son una farsa y rebate sus argumentos. 
Alguien les debería explicar que Castrillón ya ha sido juzgado y absuelto, por lo cual los juicios paralelos sobran. Sobre todo teniendo en cuenta que no es su labor la de llevar a cabo dicha función. Y no estaría de más recordar que a pesar de llevar un nuevo cuño, el concejal que los representa ahora, Xosé Manuel Pérez Sardiña, pertenecía con anterioridad al BNG y gobernó en coalición con el PSOE antes de que Castrillón fuera elegido alcalde. Y por aquel entonces las fases de O Penso ya habían sido declaradas ilegales en firme ¿Qué hizo en aquellos años Sardiña para que se ejecutará la sentencia?

Separación de poderes