Un robo muy bien organizado

|

pues lo del helicóptero robado en Prado de los Esquiladores y que fue recuperado por la Guardia Civil en Fuenteovejuna va a ser cualquier cosa menos una coña. Los agentes consideran que el robo fue organizado por una banda de narcotraficantes muy bien preparados. Tanto que no dudan en que todos tenían formación militar y que el destino final del aparato era el norte de África, desde donde sería usado para introducir hachís o cocaína en la Península. Pero es que, además, los ladrones, antes de partir, tuvieron la sangre fría de llenar el depósito de combustible de la aeronave, lo que le daba una autonomía de unas tres horas. Los investigadores creen también que la operación fue muy calculada y que en la sustracción participaron al menos tres personas. El piloto, un técnico en electrónica, que desactivó el sistema de seguimiento del aparato y un mecánico, encargado de que todo funcionara.

Un robo muy bien organizado