El complicadísimo horizonte que tiene Pedro Sánchez

|

hay quien con cierta mala leche asegura que Pedro Sánchez tomará hoy mismo posesión como expresidente. Tan complicado ven el asunto de gobernar con semejante ensalada de siglas que consideran que el mandato del socialista será cuando menos exiguo. Habrá que darle tiempo al tiempo, hay que tener en cuenta que el nuevo presidente es, cuando menos, un superviviente nato, capaz de reinventarse cuando en su propio partido nadie daba ni un duro por él. Es más, hasta consiguió derrotar a la otrora todopoderosa Susana Díaz, demostrando que la califa andaluza tiene menos fuerza de la que se le suele otorgar. Sin embargo, analizando de manera pormenorizada el panorama que tiene ante sí Sánchez, es fácil imaginar que estamos más cerca de unas nuevas elecciones que de concluir la legislatura allá por 2020. Y lo peor es que ni tan siquiera la garantía de su éxito está en sus manos. Depende tanto de apoyos ajenos que son los líderes de las otras formaciones los que pueden, en cualquier momento, poner el punto final a su presidencia.

El complicadísimo horizonte que tiene Pedro Sánchez