Un curso necesario

|

EL portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, demostró en el debate de la moción de censura que es un tipo poco recomendable. El comentario con el que hizo llorar a Irene Montero –“Hay quien dice que estuvo mejor la señora Montero que usted “por Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias”, pero no diré yo esto porque, si no, no sé que voy a provocar en esa relación”– debería valerle la matriculación inmediata en un curso de desparasitación, perdón de despatriarcalización, para reeducarlo. Pero esa zafiedad machista del voceiro pepero no debe hacer olvidar que destacados podemitas como Carolina Bescansa, la burguesa compostelana a la que le dio por pintar de aburrido morado una vida que iba a estar llena de colores vivos; Íñigo “El niño de San Ildefonso” Errejón; la despechada Tania Sánchez, o Rita Maestre, la mujer que confunde desnudarse ante Dios con irrumpir en una capilla con los pechos al aire, ya se quejaron en su día de que Podemos es un partido machista. Vamos, que aún habrá que hacer una ampliación de plazas para el curso.

Un curso necesario