HOY, MARÍA AUXILIADORA

|

En esta fecha celebra el orbe católico una festividad más de la Virgen María, bajo la advocación de Auxiliadora. La tienen como patrona los cuerpos de la Aduanas, amén de otras diferentes entidades y gremios. Pero, sobre todo, la tienen como Augusta Reina y se cobijan bajo su manto las mesnadas que forman parte de la Congregación Salesiana. A la inmensa protección de María Auxiliadora encomendó San Juan Bosco, fundador de los Salesiano, la salud, el devenir y las cuitas de la gran familia salesiana.
En La Coruña, los salesianos tienen raigambre más que centenaria y su inmensa obra se ha visto reflejada en la formación de miles de jóvenes, en múltiples atenciones parroquiales y en una labor asistencial, social y de apostolado que no tiene precio.
En el colegio salesiano de La Coruña se educaron cuatro coruñeses que fueron alcaldes de nuestra capital a saber: José Manuel Liaño Flores, Domingo Merino, Joaquín López Menéndez y Javier Losada Azpiazu. Además, legiones de médicos, ingenieros, militares, periodistas, miembros de profesiones liberales, farmacéuticos, políticos, deportistas, etc. etc.
Desde un Jossé Luis Meilán Gil, a un Ramón López Vilas, pasando por un Antolín Sánchez Presedo o un Severino Reija. Y así, miles y miles de lo más granado de nuestra juventud. “Ad Iesum per Mariam”, dicen los salesianos y en Turín tienen la gran basílica de María Auxiliadora, en el complejo de Valdocco, el lugar que vio nacer la obra salesiana de Don Bosco. “Esta es mi casa, de aquí saldrá mi gloria” era el lema que Don Bosco veía en sueños rodeando aquel hermoso templo. Nuestra Virgen nunca abandona a la gran familia salesiana y en este momento en que hasta es difícil que nos salve un milagro, bueno será pedir ayuda a la señora.
Sí, porque si esperamos por la sapiencia, el buen hacer y los aciertos de nuestros políticos, vamos dados.

HOY, MARÍA AUXILIADORA