EN ESPERA DE LA ÚLTIMA SENTENCIA

|

El juicio sobre el edificio Conde de Fenosa quedó ayer visto para sentencia después de que declarasen los peritos del Ayuntamiento, que, como es lógico, presentaron argumentos contrarios a la petición de derribo parcial planteada por la parte demandante. Por lo tanto, solo queda esperar ya a que el Tribunal Superior resuelva definitivamente el caso, que, como en todos aquellos en los que se dilucida la posibilidad de tirar un inmueble, es difícil de adoptar. Las complicaciones van más allá de la complejidad técnica de la demolición e incluso de las responsabilidades que se deriven de una posible infracción urbanística; lo realmente importante es la situación en la que se quedan los afectados, que sufren las consecuencia de una controversia en la que no tienen nada que ver. De ahí la necesidad de que se impongan la justicia y la equidad.

EN ESPERA DE LA ÚLTIMA SENTENCIA