La trinidad que vive en el seno del PSOE

|


DICEN los que saben de política que, a estas alturas, el PSOE en el Congreso, en lugar de un partido, son tres. Es decir, que la división interna es cada vez más evidente y que cada uno hace la guerra por su lado sin importarles lo más mínimo la situación en la que dejan a la formación. Así, puestos a establecer parcelas, están los diputados de la rama oficialista, seguidores de las máximas que marca la gestora y que, además, son abrumadora mayoría. Luego están los “Pedristas”, acérrimos de Sánchez que también ven con buenos ojos a Patxi López, que se perfila como posible tabla de salvación para el exsecretario general y, por último, están los no adcritos que votaron en contra de la investidura de Rajoy pero que no por ello se pueden enmarcar entre los “Pedristas”. En este grupo, por ejemplo, estarían Margarita Robles u Odón Elorza. Al PSOE, por lo visto, aún le queda un largo camino para alcanzar la estabilidad.

La trinidad que vive en el seno del PSOE