Trump va dando forma a su equipo

|

SI Trump nombrase ministro de Defensa al presidente de la Asociación del Rifle y ministro del Interior, al vicepresidente, nadie se sorprendería; todo el mundo consideraría que se trata de decisiones ajustadas a la lógica del nuevo presidente de EEUU. Esa misma lógica tan particular es la que le ha llevado a colocar al frente de la Agencia de Protección Medioambiental a un negacionista del cambio climático, Scott Pruitt, muy próximo a las grandes empresas petrolíferas. Es más, da la impresión de que el magnate ya está empezando a ablandarse; si continuase firme habría elegido al presidente de la patronal de las centrales nucleares.

Trump va dando forma a su equipo