MEDIDAS PARA MEJORAR EL TRÁFICO

|

Encontrar a un coruñés que no haya caído en la trampa en la que se convierte Lavedra en cuanto se registra un accidente es una tarea imposible. Sin embargo, parece que la situación va a cambiar o, al menos, así debería ser con las medidas que aprobó la junta de seguridad: el desdoblamiento del acceso a Pocomaco, la instalación de un radar en dirección entrada, la autorización del acceso a la N-550 a la altura de Palavea y un operativo especial para las horas punta. El Ayuntamiento prevé que esas medidas, que deberían producir efectos beneficiosos sobre la movilidad y sobre la seguridad vial, se apliquen en noviembre, con lo cual se puede decir que le quedan muy pocas semanas de vida a los colapsos en Lavedra. Si además los automovilistas extreman la prudencia, hasta será un “placer “circular por esa avenida.

MEDIDAS PARA MEJORAR EL TRÁFICO