LOS CAMBIOS EN LA UNIVERSIDAD

|

El contraste entre las posturas de los rectores de A Coruña y Santiago con respecto a la propuesta de remodelación de títulos planteada por la Consellería de Educación es tan evidente como sorprendente. Es evidente, pues mientras que el primero de ellos está dispuesto a dialogar, el segundo se cierra a cualquier posible negociación, y es sorprendente porque cuesta entender que el responsable de una universidad rechace debatir sea sobre el tema que sea. La propia esencia de la universidad obliga a estar permanentemente abierto a contrastar pareceres y más en un caso como este, cuyo objetivo es mejorar la calidad del servicio que se presta a los estudiantes. La formación de quienes ocuparán en el futuro los puestos de responsabilidad es una cuestión demasiado seria que no puede estar supeditada a caprichos.

LOS CAMBIOS EN LA UNIVERSIDAD