LA PRIMERA, MÁS CERCA

|

Ni tan siquiera la actuación de unos cuantos energúmenos pudo empañar la importancia del triunfo conseguido por el Deportivo frente a su eterno rival, el Celta, en Vigo. El partido tuvo todos los ingredientes que han convertido al fútbol en un deporte rey: emoción, incertidumbre, goles y hasta errores arbitrales de bulto. Y al final, en tiempo ya de descuento, Borja consiguió el tanto que suponía el 2-3 y que, a la postre, fue el resultado definitivo. Pero lo más importante de la jornada de ayer no es ni tan siquiera la victoria, lo más destacado es que el Deportivo ha demostrado que es un claro candidato a ascender, algo que, tras los tres puntos que los de Oltra se trajeron de Balaídos, está un poco más cerca.

 

LA PRIMERA, MÁS CERCA