EL FUTURO BLANQUIAZUL

|

La visita del Madrid lleva al deportivismo a volver la vista al pasado, a los 18 años que los blancos estuvieron sin ganar en Riazor; mirar hacia adelante da miedo, se ve todo oscuro, como si un agujero negro fuese a devorar al club. Y lo peor es que esa posibilidad aún no se puede descartar por completo; al menos, así lo cree Hacienda, que no da más que unos meses de vida al Deportivo. Los aficionados y los jugadores son quienes menos culpa tienen de que exista esa amenaza y, sin embargo, la combinación del aliento de los unos con el acierto de los otros podría ser la clave para acabar con ese peligro y sobre todo si hoy se da el primer paso con un triunfo.

EL FUTURO BLANQUIAZUL