Garzón quiere ser el padre de todos

|

alberto Garzón sigue sumando causas para sus luchas como ministro de Consumo y ahora le toca el turno a los videojuegos. Quiere regular las loot boxes, una especie de rifa de recompensas previo pago de una pequeña cantidad de dinero que hay en juegos tan populares como el FIFA o el Counter Strike. Dice Garzón que esto es poco menos que una maniobra demoníaca. Y en su celo protector considera que de la labor de control que cualquier padre ejerce sobre sus hijos debe encargarse el Gobierno. No lo dice tan abiertamente, claro, no vaya a ser que alguien piense que papá Estado quiere meterse en las casas de los españoles porque no confía en su capacidad para criar a sus propios niños.

Garzón quiere ser el padre de todos