Canadá se quedó sin hijos y Aragón sin niños

|

EL lobby de los enamorados del lenguaje inclusivo –cada uno es muy libre de tener las perversiones con las que más goce– es tan fuerte que hasta consiguió cambiar la letra de un himno. No es broma, ocurrió en Canadá, que repentinamente se quedó sin hijos; los tenía a millones y no le queda ni uno. Una estrofa decía “el verdadero amor patrio en todos tus hijos reine” y ahora dice “en todos nosotros reine”. Si a los hijos se añadía hijas, descuadraba la rima, así que todo por la corrección y “todos nosotros”. El Gobierno de Aragón, presidido por el socialista Javier Lambán, ha decidido desterrar de la boca de los funcionarios los estereotipos de género sexistas y ha distribuido un manual de lenguaje inclusivo para crear una sociedad igualitaria y respetuosa. Entre las normas de obligado cumplimiento figura no decir el niño o la niña, sino la criatura y el/la infante. Allá van los niños y niñas de Aragón. La palabra tontaina, que sirve para él y para ella, va al pelo para definir a quien ideó la campaña. FOTO: el presidente de aragón, javier lamban | aec

Canadá se quedó sin hijos y Aragón sin niños