En Marea quiere ser un equipo de Madrid

|

EN Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico, y ahora sabe Dios qué, sigue sin pintar nada dentro del grupo parlamentario –dígase grupo confederal si se utiliza el argot morado– de Ni Unidos Podemos. Nunca lo pintaron y así continúan. Los dos iniciativas podemitas para que Fomento paralizase las obras del AVE a Galicia son el mejor ejemplo. Ninguno de los cinco diputados gallegos protestó. Alegaron que ni les informaron de su plan y santas pascuas. Para ellos será una maravilla estar marginados, pues así no pasan por el trance de demostrar permanentemente su servilismo, pero para Galicia es muy triste que cinco representantes suyos sean meros vasallos. Ahora les ha dado por reclamar ante la ministra Batet que Galicia juegue en la misma Liga que Cataluña y el País Vasco. ¿Querrán ser el Deportivo?, ¿el Celta? ¡Qué va! Ellos que son de obediencia madrileña tendrán que ser el Getafe, el Rayo Vallecano, el Leganés... incluso el Alcorcón o el Rayo Mahadaonda. No es raro que entre quienes en los orígenes creyeron en el mensaje mareante y después huyeron despavoridos se haya extendido la idea de que más que grupo parlamentar son el grupo para lamentar.

En Marea quiere ser un equipo de Madrid