El otro motivo de la confusión de Dino

|

DINIO, pistolero cubano que llegó a reconocer que la noche le confundía, se doctoró en antigüedades durante el tiempo en el que convivió con Marujita Díaz. Tal fue el dominio que llegó a tener sobre las reliquias que incluso pensó –o eso dijo– en abrir un anticuario. Pero también hizo sus pinitos con chavaliñas y, de hecho, llegó a mantener una relación con María Lapiedra cuando aún era una juvenil. Ella confiesa que él se drogaba mucho y que llegó a drogar a su gato. Incluso que le propuso meterlo en la lavadora y después comérselo, porque en Cuba se comen... A ver si lo que lo confundía no era la noche  sino la droga

El otro motivo de la confusión de Dino