La verdad relatada a gusto

|

Agusto o a conveniencia de parte. Es como en una peli o en el circo. La historia tiene estos personajes: la jefa de la Guardia Civil, el Delegado de Gobierno en Madrid, el ministro Marlaska, la jueza,  cierta prensa y el Parlamento. Hasta aquí, palabrita del niño Jesús .Luego vienen los complementos: ese informe lleno de mentiras exageraciones a los que añaden un  corta y pega basado en los datos un periódico incendiario y mentiroso.

Parte de ese informe ha sido ya desmentido con datos, fechas y declaraciones de los que conocen la realidad constatada. Se trata de asociaciones de vecinos, representantes sindicales que aparecían como  testigos de una serie de pruebas, descubriéndose que no habían sido consultados o se maquillaron sus respuestas. Y en medio de todo alguna verdad: el gobierno de Mariano había ofrecido a las fuerzas del orden subirles el salario en tres fases. Nunca lo hizo y no dejó ni presupuesto ni papel alguno que confirmara su promesa, mientras el ejecutivo actual o llevaba en su programa y ya inició los trámites pertinentes. Ya hay ejemplos abundantes de que la oposición no busca un intercambio de opiniones sobre temas comunes a la sociedad o propone planes o propuestas, sino que busca las redes sociales y en los medios afines llevar hasta la opinión pública lo de “cuanto peor mejor” o el “que se hunda España que ya la levantaremos. Frases de Rajoy Montoro que están en el libro de sesiones de nuestro Parlamento. De nuevo el PP recurre a la justicia para resolver problemas políticos y, ay, la justicia  se lo toma con calma (caso de su postura ante el aborto) o firma sentencias que son acatadas ¡Que remedio! Pero contestadas desde la calle, como cuando el Tribunal Supremo tumbó de un plumazo la exhaustiva investigación de la jueza Rodriguez Medel.  En el caso del mater de Casado pues sus señorías no encontraron trato de favor en el ya líder del PP.  

Y como siempre vamos a la hemeroteca que viene a ser una foto antigua que identifica a los protagonistas. Ahí van nombres: Tejero, Fernández Díaz; comisario Pino, inventores  de las cloacas policiales investigadas en la Audiencia Nacional; Cotino Director general también investigado y  Villarejo, en la trena. Cargos en las fuerzas de orden público de sobra conocidos que no empañan la inmensa labor de los hombres y mujeres de uniforme. Pero no olvidamos su nefasto historial ni a quienes los nombraron. Así son las cosas aunque algunos las quieran pintar a su gusto.

La verdad relatada a gusto