La aventura de los jabalíes

|


O fillo do fillo de miuiñeiro, para sus amigos Rafa, para sus rivales Cuiña y para sus convecinos de Lalín el alcalde, presumió en su día con un poético tuit de que alborexaba con los jabalíes hozando en pleno centro de su pueblo. Poco después, una piara se paseó por Culleredo y Cambre, hubo vídeo casero, pero ni un solo comentario de Julio Sacristán ni de Óscar García Patiño. Más tarde los porcos bravos se dejaron ver en A Zapateira y también el silencio municipal fue la respuesta. Casi fue lo mejor, pues tal como suelen acabar los conflictos de lindes y no sabiendo si pisaban suelo de A Coruña, Arteixo o Culleredo no era cosa de utilizarlos como propaganda. La semana pasada el campus de Santiago fue el escenario de las correrías dos xabaríns... A ver si van a ser de atrezzo y Turgalicia los suelta por diferentes puestos del país para promocionar la fauna enxebre.

La aventura de los jabalíes