¿Otra mano negra contra el Barça?

|

Después de ver la final de la Copa del Rey entre el Madrid y el Barcelona, acabo preguntándome si al Barça lo derrotó otra mano negra o fueron los goles de Di María y Bale sobreponiéndose al de Bartra.
Es duro decirlo, pero a este Barça lo veo fundido. Tanto deportiva como institucionalmente. La apatía de Messi es cada día más palpable. El futuro de Martino está lejos del Camp Nou. Sus inventos tácticos están dañando gravemente la historia de un Barcelona que en estos momentos, igual que Messi, es una sombra de sí mismo. Su participación en Mestalla fue prácticamente testimonial. Y lo que es peor, ante un Madrid que en los últimos tiempos siempre fue víctima propiciatoria para jugador argentino. Algo pasa en este viejo Barça al que urge una renovación.
La derrota ante el Madrid es la triste culminación de una temporada, también, cómo no, negra. Y qué decir de una junta directiva que lidera Bartomeu, empeñado en ver fantasmas donde no los hay.
¿Y qué decir del Madrid? Supo jugar muy bien sus bazas. A pesar de la baja de Ronaldo, los blancos dieron sensaciones diferentes. Al margen del resultado, porque siempre digo que estos partidos los puede ganar cualquiera, el Madrid se llevó un triunfo del que, antes de iniciarse el choque, muchos recelaban. Sin Cristiano, pero con un Di María y un Isco espectaculares, los madrileños crearon muchas ocasiones de gol que no fueron concretadas, con especial mención para un Benzema desafortunado.
Poco bagaje ofensivo para un Barça que no juega a eso y que sigue siendo fiel a un tipo de fútbol que en muchas de sus fases me acaba aburriendo.

¿Otra mano negra contra el Barça?