Treinta años de servicio al Beneguai

|

LOS miembros del sector vintage del Bloque no eran unos chavales hace treinta años, pero casi, casi; el ya octogenario Beiras aún no había alcanzado esa edad ni se había descarriado; Ana Pontón, el rostro humano del Beneguai, todavía jugaba con bonecas –¿tendría alguna Barbie?–, en fin, todo era diferente. Mejor dicho, casi todo, pues los bloqueiros ya lucían el logo que acaban de jubilar. Hasta cayeron bágoas en la presentación del nuevo anagrama, que máis o menos venche sendo o mesmo. Lógico, la gaviota nunca se podría transformar en pterodáctilo ni el puño y la rosa en una zarpa y un cardo, ¿o sí? FOTO: el nuevo logo bloqueiro | efe

Treinta años de servicio al Beneguai