LA TAN ESPERANDA ORDENANZA

|

El optimismo y el pesimismo se fueron sucediendo correlativamente desde hace meses con respecto a la ordenanza de terrazas. Cada vez que parecía que existía un entendimiento total entre los hosteleros y el Ayuntamiento, se daba alguna circunstancia imprevista que alejaba las posturas de ambas partes; así ocurrió en varias ocasiones hasta que, al fin, se alcanzado un acuerdo, que permitirá que en el verano esté vigente la normativa. El tiempo pendiente hasta entonces debería servir para pulir los últimos detalles, con el fin de que el texto pueda permanecer en vigor durante un largo período de años, sin que sea necesario recurrir con frecuencia a los retoques, que acaban por provocar dudas tanto entre quienes deben cumplirlo como entre quienes deben hacer que se cumpla. De esa manera las terrazas dejarán de ser una fuente de problemas para la ciudad en su conjunto.

LA TAN ESPERANDA ORDENANZA