Medidas que son casi desesperadas

|

Medidas excepcionales para una situación que es de todo menos normal. El ministro de Sanidad ha propuesto a las comunidades que están en peor situación dentro de la pandemia que adopten restricciones como cerrar los establecimientos a las diez de la noche y limitar al máximo el número de clientes en su interior, optar por el teletrabajo en todos los casos en los que sea posible y decretar confinamientos puntuales. Recomendaciones que, al final dependerá de cada autonomía seguir. De momento, en lo que la mayoría parece de acuerdo es en la implantación de un toque de queda. Faltan por arreglar los flecos sobre la cobertura jurídica, pero en lo que supone la medida hay consenso. Nada de andar por las calles de madrugada haciendo botellones prohibidos o visitando fiestas de piso en piso. Si funciona, bienvenido sea. Pero qué triste tener que recurrir a ello.

Medidas que son casi desesperadas