Ser el bueno no es lo mismo que ser responsable

|

El Gobierno no quiere ser el malo de la película en temas de educación, así que ha optado por una huida hacia adelante al anunciar que los alumnos podrán pasar de curso o recibir sus títulos al margen del número de suspensos que tengan. Los chavales, contentos; los padres, también; y los profesores, según la dedicación, los hay que se preocupan por el riesgo de que luego sea tarde para enderezar a algunos estudiantes y los hay que se frotan las manos al saber que se libran de algunas cargas. De lo que no se habla es de la FP. Echar al mundo con su certificado bajo el brazo a un soldador que no sepa lo que es el estaño o a un mecánico que confunda la llave inglesa con un destornillador es un peligro. Pero todo sea para que no haya malas caras.

Ser el bueno no es lo mismo que ser responsable