Y el Estado sigue sin cumplir

|

Uno de los problemas que tiene el envecimiento poblacional salvaje que sufre Galicia es que cada vez son más los recursos públicos que hay que destinar a cuestiones como la sanidad o la atención a la dependencia. Tal es así que la Xunta cerrará este año cubriendo las necesidades de 60.000 dependientes. Eso sí, mientras Galicia cumple con las ratios de déficit y aporta el dinero para cubrir las necesidades del 84% de la población dependiente, nada se sabe del Estado, que tendría que estar aportando 250 millones para que esa cobertura alcanzara al 100% de quien lo necesite. Y, por supuesto, el Gobierno ni está ni se le espera.

Y el Estado sigue sin cumplir