Un dato magnífico, aunque no se sabe para quién

|

ya era hora de que en medio de la que está cayendo tuviéramos alguna buena noticia. Desde ayer sabemos que el PIB de España creció en el tercer trimestre del año un 16,7%, lo que supone que recuperó un 59% de la caída que provocó el confinamiento total del país. Sin lugar a dudas es un gran dato, lo que pasa es que a la mayoría de los españoles les costará mucho alegrarse con esta alentadora cifra que nos ofrece satisfecho el Ejecutivo. Sobre todo a quienes tienen un negocio a punto de cerrar, a quienes están en un ERTE, a los autónomos a los que les suben la cuota y, en general, a cualquier ciudadano que ve como su trabajo peligra debido a la incertidumbre que la enfermedad provoca en la economía. Eso sí, se trata de un dato magnífico.

Un dato magnífico, aunque no se sabe para quién