Vigo ya está listo para ser tendencia mundial

|

Pedro Duque, el astronauta ministro o el ministro astronauta, que aún no está muy claro qué es, protagonizará una misión relámpago en la Estación Espacial Internacional para contemplar el encendido del alumbrado navideño de Vigo; Iker Casillas, afeito a ponerse unas gafas de soldador cada vez que quiere mirar a los ojos a su mujer, Sara Carbonero, se pegará una carrerita desde Oporto... para qué seguir. El mundo entero está revolucionado y el alcalde de Nueva York, desesperado porque no acaba de llegar la llamada del todopoderoso Caballero, don Abel. Pues ya puede seguir aguardando, porque el hijo adoptivo de A Coruña está atareadísmo. Entre la colocación de las pantallas gigantes que estarán espalladas por la ciudad para presenciar el espectáculo, el diseño del dispositivo especial de tráfico... no le queda casi un minuto libre y el poco tiene lo dedica a negociar con Naturgy, lo que toda la vida de Dios fue Fenosa, un bono social, porque no le va a salir cara ni nada la deslumbrante broma.

Vigo ya está listo para ser tendencia mundial