El autoservicio agrario de Meaño

|

Puede que se llame Ramón y utilice Fertimón, pero también puede que su nombre sea otro y abone su finca con un producto diferente. El caso es que cultiva hortalizas en un huerto de Meaño. Su vecina tiene un restaurante, pero no le gusta mucho ir al súper para surtir su despensa. ¿Para qué?, salta el murete y asunto arreglado. El horticultor se mosqueó, porque por las noches desaparecían pimientos, zanahorias, tomates... Podría haber recurrido a Paco Lobatón, pero recurrió a la Guardia Civil y cazaron a la cocinera ladrona... Menos mal que no le dio por la cocina vegetariana porque si no habría arrasado la leira hace ya varios meses.

El autoservicio agrario de Meaño