Bebeto golea en las urnas a Romario

|

BEBETO era Dios y así lo atestiguaba una pancarta que los Blues colgaban todos los domingos en Riazor. Su divinidad quedaba probada en que todo el equipo, pero especialmente Claudio, trabajaba para que él marcase goles. Cuando llegaba a Brasil se esfumaba su aura y le tocaba a él currar con sus compañeros para que Romario se luciese. Ahora andan metidos en política y en las últimas elecciones le ha ido mejor al deportivista, que seguirá cuatro años en el Parlamento regional de Río, mientras que el barcelonista se quedó fuera de la lucha final por ser gobernador. Aún acabará Bebeto contratándolo de ayudante. FOTO: bebeto y romario, en el mundial de EEUU | aec

Bebeto golea en las urnas a Romario