:::: DOMINGO ::::

|

 La crisis demográfica gallega se agrava cada vez más

EL desequilibrio entre muertes y nacimientos es mayor cada año en Galicia. Los últimos datos hechos públicos por el Instituto Galego de Estatística, relativos a los nueve primeros meses de 2014, señalan que en ese período fallecieron 22.110 personas y nacieron 14.530. Es decir, el saldo vegetativo volvió a ser negativo, agravando más una situación que ya era muy preocupante. Galicia es en estos momentos la segunda comunidad más envejecida de España, solo superada por Asturias y las perspectivas son de que todo irá aún a peor, ya que ni los beneficios fiscales destinados a incentivar la natalidad –en este apartado la comunidad gallega concede más ayudas que ninguna otra– ni los planes de dinamización de la Tercera Edad dan los resultados esperados. El futuro que empezó a engrisecerse a principios de los noventa es cada vez más oscuro. Evitar que se ponga negro parece en estos momentos casi imposible.  

 Un lujoso concurso de acreedores

EL pazo de Sober era una ruina cuando la empresa madrileña Alvaher 98 se fijó en él. Tras ese primer vistazo llegó la restauración y su transformación en hotel de lujo. Las cinco estrellas que adornaban el establecimiento estaban de acuerdo con su categoría; corría por entonces el mes de octubre de 2010 y Feijóo presidió la inauguración. Poco más de cuatro años después la aventura llega a su término. En mayo del año pasado la empresa despidió a una treintena de trabajadores y cerró el hotel, de cuyo mantenimiento se encargó a dos miembros de la plantilla y a quienes acompañaba un vigilante de seguridad, que ya llevan meses sin cobrar su salario y que aún tendrán más dificultades para percibirlo, puesto que el hotel Pazo de Sober se ha declarado en concurso de acreedores. La evolución de un proyecto ilusionante no ha podido ser más penosa.

 Entender a Podemos es una tarea imposible

NI siquiera teniendo un máster o un doctorado es fácil comprender a Podemos. Sus propuestas radicales de hace unos meses se han transformado en mensajes ligth que suscribiría cualquier partido de los que forman la casta. Por ejemplo, su candidato en Madrid, José Manuel López, ya ha asegurado que respetará los conciertos de educación. Mientras, Pablo Iglesias, Monedero y Errejón  siguen desaparecidos desde el fracaso en las andaluzas.

 La enésima reaparición de Fidel Castro

COMO si fuese un torero que se resiste a cortarse definitivamente la coleta, Fidel Castro reaparace una y otra vez, después de una temporada “oculto”. Esta vez habían transcurrido catorce meses desde la última ocasión en la que se había dejado ver en público y su encuentro con unos estudiantes venezolanos que visitaban Cuba. A este paso aún acabará regresando a Láncara para echar un vistazo a la casa familiar.

 De Zamora y diez más a Insua y diez más

VÍCTOR Fernández alteró el ritmo cardíaco de los aficionados cuando empezó a preparar el partido en Getafe con Manuel Pablo como defensa central junto a Sidnei. Todo indicaba que Insua volvería a quedar relegado. El entrenador es muy libre de alinear a los jugadores que estime más convenientes, pero esa libertad no quita para que los seguidores se enfaden con sus decisiones, circunstancia que se ha dado en numerosas ocasiones a lo largo de la temporada. Sin embargo, al final, el técnico cambió de opinión y ayer anunció, recurriendo al tópico relativo a Ricardo Zamora, que jugarán “Insua y diez más”, con lo que carga de responsabilidad al joven defensa y demuestra que el tacto tampoco es una de las virtudes de las que pueda presumir.

 La guerra interna del PP se aviva

EL PP siempre ha presumido de unidad y durante muchos años con razón, pero de un tiempo a esta parte no es precisamente por la unidad por lo que destaca el partido dirigido por Rajoy. El fracaso en las elecciones andaluzas abrió más las grietas y como si quisiese evitar que se cierren la número dos de Cospedal, Carmen Riolobos, ha arremetido contra los populares andaluces, a quienes se refirió como “los que perdieron Andalucía, esos que no han ganado nunca o que no se han presentado a unas elecciones o, incluso, que no saben nada de política”. Menos mal que son del mismo partido que si no...

 La Semana Santa no es una buena época para el potaje

EL potaje y las torrijas han sido desde siempre la base de la alimentación de millones de españoles durante la Semana Santa. La Iglesia imponía –aún impone– ciertas limitaciones en los menús, que en casi todos los hogares se asemejaban a los de los vetegarianos más recalcitrantes, pues la carne desaparecía durante uno días de los platos. Ahora, como la Iglesia ya no tiene tanto peso en la sociedad y, en cambio, está tan de moda imitar a los grandes cocineros, son los políticos los que se apuntan al potaje. Juntan en la olla grupos diferentes, a ser posible todos de izquierda, y esperan a que se vayan haciendo a fuego lento, pero la cocción no llega a su fin en la mayoría de los casos. Por ejemplo, así ha ocurrido ya en Ourense y O Grove, donde Ourense en Común y Somos Maioría se han quedado en potaje deconstruido.

 Yolanda Díaz se apunta a la coalición negativa

LA lideresa consorte de AGE ya diseña el futuro, aunque para ello utiliza técnicas del pasado. No es de extrañar, pues sus ideas se han quedado bastante anticuadas, pero sorprende el tono con el que las defiende. “Lo único que tenemos claro es que no habrá ni una sola investidura de un hombre o una mujer que lleve la rúbrica del PP”, ha sido la última perla de Yolanda Díaz, que es capaz de apuntarse a la repugnante estrategia de la coalición negativa con tal de no ver a un solo candidato popular manejando el bastón de mando. Ahora bien, conseguirlo no es tan fácil como decirlo, porque lo primero es conseguir representación a través de las urnas.

:::: DOMINGO ::::