UN PUENTE CON BUENAS PREVISIONES

|

Los buenos resultados que los hoteles alcanzaron durante la temporada de verano habían generado bastante expectación de cara el puente de Todos los Santos, pues de mantenerse la tendencia se podría empezar a pensar que lo peor de la crisis había pasado para el sector. Y los mejores augurios parece que se van a cumplir, ya que la ocupación se situará por encima del 75%, según reconoce la patronal coruñesa, que también admite que este año acumulan ya un crecimiento del 3% con respecto a 2012. Esos datos hacen pensar que los establecimientos ya no tendrán que recurrir al cierre de plantas como habían hecho en años anteriores para ahorrar gastos, pero conformarse con lo conseguido sería un error. El reto es, por lo tanto, redoblar los esfuerzos para que la promoción turística de la ciudad siga actuando de reclamo y el número de visitantes continúe creciendo.

UN PUENTE CON BUENAS PREVISIONES