El cansancio

|

“Quiero pensar que estoy mejor”, la frase es del filósofo Adorno, y es lo que todos queremos pensar después del cansancio. El cansancio es una alarma frente a los atascos del alma. Cuando uno suelta esta frase manifiesta una voluntad con el “quiero”, después sabe que toda mejora viene de su interior, a través del pensamiento.
“Estoy” es un verbo físico que también trasmite algo de su hermano “ser” aunque no le llega todavía y “mejor” supone un anhelo después de estar mal, aunque tampoco llega a bien del todo y también una convalecencia. Pero, esta frase puede resumir bien una mezcla de voluntad y anhelo que supone la vida en general, aunque nunca se llegue a plasmar de todo en un estado continuo, que sería bien. 
De dónde venimos, de un estado histórico de idiotez, quizás del mayor grado de idiotez que una época pueda escupirnos a la cara, fuera de las guerras. Aunque esta vez la idiotez nos haya hecho sufrir a través de una aparente paz. La idiotez es la verdadera amenaza ante la cual solo cabe un camino, mejorar.

El cansancio