Irene Montero vuelve a meterse en un jardín

|

lo que le gusta a Irene Montero meterse en jardines. O tiene un espíritu provocador o es la ministra más engañada del reino, a la que le cuelan cuanto mensaje panfleario se les ocurre a sus colaboradores sin que ella sea capaz de darse cuenta de que los está poniendo en boca del Gobierno. La última polémica llega con una campaña lanzada por Igualdad este fin de semana vía Twitter contra la eliminación de la discriminación racial o étnica. Noble empresa, hasta que uno de los ejemplos que se utilizan es “te identifican por el color de la piel u otros rasgos físicos sin una razón objetiva”. Precioso que desde una cuenta oficial de un ministerio se lancen sospechas sobre el trabajo de la Policía y la Guardia Civil.

Irene Montero vuelve a meterse en un jardín