LA FIESTA DE FIN DE AÑO

|

Las previsiones para fin de año anuncian lluvia y viento, es decir, una noche de temporal como tantas de este mes. No queda, por lo tanto, más que apelar a la prudencia para que la llegada de 2014 se pueda celebrar sin sobresaltos. Los desplazamientos por carretera se contarán por miles, de ahí que los conductores deban ser exquisitos en el respeto a las normas sobre consumo de alcohol. Cualquier exceso puede ser peligrosísimo tanto para el que lo cometa como para quienes lo acompañen en el coche e incluso para las otras personas que circulen por la carretera. Así que la prudencia es más necesaria que nunca.

LA FIESTA DE FIN DE AÑO