LA RECUPERACIÓN DE LA RÍA

|

La aridez de un debate como el que ayer se celebró en el Parlamento gallego, en el que queda claro la visión diametralmente opuesta de la realidad que perciben el Gobierno y la oposición, no impide que se puedan sacar conclusiones alentadoras para A Coruña. Así ocurre, por ejemplo, con el dragado de la ría, que el presidente de la Xunta anunció para el próximo año. Se trata, sin duda, de una gran noticia, esperada por decenas de familias cuya supervivencia depende del estado de las aguas, que desde hace años son cualquier cosa menos el medio adecuado para la cría de marisco. Es verdad también que la acción de los furtivos ha causado unos perjuicios enormes, pero el mayor daño es el provocado por la dejadez humana, que no se puede volver a tolerar una vez que concluya el proceso encaminado a restablecer en la ría las condiciones de salubridad adecuadas.

LA RECUPERACIÓN DE LA RÍA