Gales solo vende lo esencial

|

Después de que en la primera ola de la pandemia los ciudadanos, fuera cual fuera el país al que mirásemos, arrasaran con conservas, bebidas y papel higiénico, los establecimientos de Gales se han preparado para su  recién estrenado segundo confinamiento. Y, para indignación de los clientes, lo que se ha prohibido en los supermercados son los artículos no esenciales. Sábanas, menaje o ropa infantil están acotados con vallas metálicas o directamente cubiertos con plásticos para que nadie pueda adquirirlos. Y, a falta de una explicación oficial, lo que parece es que o bien se ha tomado la medida para que quien salga de su casa lo haga exclusivamente para comprar productos básicos, como marca el protocolo de confinamiento, o para que no pase más tiempo del necesario en la tienda, curioseando por los pasillos. Malo será que a alguien se le rompa toda la vajilla...

Gales solo vende lo esencial