La ministra nacida para el Deportivo

|

En buena hora se le ocurrió a Magdalena Valerio renunciar a su mullido escaño en el Congreso e incorporarse al Gobierno de Pedro “La sonrisa” Sánchez como ministra de Trabajo. Menuda pena dio verla desolada allá por agosto después de que le hubiesen metido un gol por la escuadra. Así calificó la creación del sindicato de prostitutas, oficialmente denominado Organización de Trabajadoras Sexuales, Otras –por cierto, ¿por qué en este caso solo Otras y no Otras y Otros?–. Pues otra vez le han colado el balón por el ángulo. Poco después de que el Gobierno anunciase que ya prepara la normativa que prohibirá las prácticas laborales no remuneradas, su departamento ha convocado plazas para que los estudiantes de estadística continúen su formación, pero sin cobrar ni un euro... Si las mujeres pudiesen jugar en equipos de fútbol masculino, Valerio hubiese podido ser la portera titular del Deportivo la temporada pasada. Con la cantidad de goles que le meten hubiese desbancado a todos los demás guardametas.

La ministra nacida para el Deportivo