LA NUEVA SEDE DE PADRE RUBINOS

|

La reforma de la zona de Los Rosales, que comenzó hace años, culmina con la entrada en servicio de la nueva sede de Padre Rubinos, cuyas plazas estaban cubiertas desde varias semanas antes de su inauguración. Ese dato refleja lo importante que es para A Coruña contar con instituciones benéficas que cubran los huecos que no pueden tapar las administraciones públicas. Los rectores de la Fundación Amancio Ortega han entendido perfectamente esa situación de necesidad social y mediante la aportación de 25 millones de euros han permitido que el sueño de Padre Rubinos se hiciese realidad. Ese sueño consiste en disponer de capacidad para atender a 146 usuarios en la residencia de mayores, 95 plazas en la escuela infantil, 70 en el albergue para transeúntes y otras 40 destinadas a facilitar la inserción laboral, todas ellas integradas en unas instalaciones al servicio de los más necesitados.

LA NUEVA SEDE DE PADRE RUBINOS