El fúbol está por encima de la política

|

el del fútbol es un mundo aparte que del mismo modo que no atiende a la lógica del mercado laboral no se rige por las reglas del derecho internacional. Y así Gibraltar, Gales o Escocia participan en competiciones de ámbito mundial con una categoría de estado que no tienen. El problema está en que a veces la mala suerte hace que una selección como la de Kosovo tenga que cruzarse con la de España, que no lo reconoce como estado independiente. De hecho, el Gobierno español no permite que ninguna persona con pasaporte de Kosovo pise suelo nacional, así que parece claro que uno de los dos partidos del cruce no se va a jugar aquí. Toca negociar con la FIFA, pero si hay algo que puede estar por encima de un conflicto diplomático es el fútbol.

El fúbol está por encima de la política