Memoria hemipléjica

|

Vaya por Dios¡ Se despejó el misterio: la guerra cultural que Iván Redondo tenía anotada en su agenda consiste en volver al filón de la guerra civil. Ochenta años después, la mina revisionista sigue dando material para avivar las brasas de una tragedia que los españoles de la Transicióncreímos haber apagado para siempre. Volvió sobre la cuestión Zapatero con su Ley de la Memoria Histórica y ahora es Calvo quien en pleno rebrote de la pandemia ataca con más de lo mismo. Ahora, bajo la etiqueta de Memoria Democrática. Memoria que por lo que la vicepresidenta va filtrando parece que en realidad va a ser, por así decirlo, una memoria hemipléjica porque únicamente se ocupará de los crímenes cometidos por los sublevados contra la República.
Por lo que va contando quiere llevar la revisión de la historia de aquellos años a los textos escolares pero mucho me temo que habrá mucho sobre el bombardeo de Guernica pero poco o nada sobre otro bombardeo llevado a cabo por aparatos rusos sobre Cabra, localidad en la que también murieron muchos civiles. Y mira que doña Carmen lo tiene a mano puesto que es una ilustre egabrense.
Es de justicia que todo aquél que tenga a un familiar enterrado en una cuneta pueda recuperar sus restos. Pero hace años que con cobertura legal ya se pueden desenterrar. No hacía falta, pues, otra ley que ,de hecho parece ignorar el gran logro de la Transición que fue la reconciliación y que lo que pretende es volver a dividir a los españoles. Agitando otra vez la momia de Franco que tantas horas de televisión dio a la señora Calvo explicando el operativo que había montado para exhumar y trasladar el cadáver desde el Valle de los Caídos que ahora quiere convertir en un cementerio civil expulsando a los benedictinos que simbólicamente custodian el lugar.
Podemos llevaba en su programa la “desamortización” del franquismo bajo la premisa de que la Transición había sido un fraude y todo -desde la Constitución a la Monarquía-era el resultado de una imposición. No del consenso entre los partidos políticos que la llevaron a cabo, incluido el Partido Comunista liderado por Santiago Carrillo.
A medida que el PSOE se radicaliza se asemeja más a Podemos. Carmen Calvo e Iván Redondo, el estratega de la guerra cultural, han hecho suyo el análisis de quienes quieren liquidar lo que llaman el “régimen del 78”. La guerra cultural es el instrumento para agitar la vida política desviando la atención sobre los problemas reales que tiene España.  

Memoria hemipléjica