A Illa le toca vestirse de Grinch

|

Al ministro de Sanidad le ha tocado vestirse de Grinch y anunciar que este año nos van a robar la Navidad. Se la va a quedar el bicho. El mismo que se ha quedado las fiestas patronales, las vacaciones, los cumpleaños y las comidas familiares. Le hemos tenido que dar todo eso para evitar darnos a nosotros mismos. Mejor ir apuntando celebraciones en la columna del debe y tener la oportunidad de desquitarnos el año que viene, o cuando sea, que la alternativa. Y en esa lista va a haber que añadir la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, el brindis de Año Nuevo y todas las citas navideñas con amigos y compañeros de trabajo. Dice Illa que tenemos que ser conscientes desde ya de que las reuniones familiares van a tener que ser con distancia y medidas de protección. Añade, eso sí, que aún queda tiempo y no quiere adelantarse. El traje de Grinch no le gusta a casi nadie.

A Illa le toca vestirse de Grinch