La basura ya huele

|

Se lo dijo alto y claro su “socio”, el señor Rivera, el mismo día en que la puerta giratoria de la electricidad, se abría para otro “ex” de la pandilla. El jardinero fiel, el exdelegado de Gobierno que vio hilillos en el “Prestige”, el exgran jefe de la Guardia Civil, reprendido por las actuaciones de su tropa en la frontera… 
Y es que el PP, con la imprescindible ayuda del PSOE, se cargó otra vez la comisión de investigaciones sobre los latrocinios en las cajas de ahorro (41.000 millones a cargo de los ciudadanos), donde se enriquecieron reconocidos miembros de los dos partidos… poco partidarios de que se conozcan sus miserias. 
Pero es que “cheira que fede”, en la lengua del país, para que lo entienda bien Rajoy que es de Pontevedra… Punto y seguido: nos enteramos de que el Banco de España hizo trampa para que la banca hiciera las suyas. 
Nos cuentan que la juez María Núñez acusa a la Guardia Civil y al PP de formular teorías sobre conspiración y tramas delictivas para sostener la teoría de la malversación en los cursos de formación investigados en Andalucía… PP y Guardia Civil ¡lo dice un juez! 
Y, en Cataluña un nuevo registro –van cuatro– cada uno en fecha significativa, del viejo caso “del 3%”, que implica al partido de Artur Mas y, según algunas referencias, si se tira mucho del hilo, aparecen implicadas personas “very important” . 
Y, siguiendo la estela de los familiares de las víctimas del Yak-42, aquí, las del accidente del Alvia en Santiago reclaman poder reunirse también con Rajoy. Ya sabemos que medio centenar de políticos (el último de la lista por ahora, el ferrolano enchufado a la red eléctrica) acaba, cuando se le cierra la puerta de la política, en la ventana que le abren desde el Ibex-35. 
En este asunto, de la familia es lo primero, el saco donde metían la mano, no tiene fondo: en Murcia van a juzgar al presidente de esa comunidad por prevaricación y malversación. El asunto de las cajas, de lo que no quiere ni oír hablar a o noso presidente, nos cuesta a los españoles sesenta mil millones. 
Y es que esta “afabanda popular” (como la bautizó Forges), cuenta con la colaboración ¿? del PSOE, que le hace la ola, los llamados poderes fácticos y los altos cargos de las instituciones, metidos a dedo, pero no pueden evitar que esto huela que apeste.

La basura ya huele