Los purgados saben que México no es un lugar seguro para vivir

|

LA decisión de Carolina Bescansa la burguesa compostelana a la que le dio por pintar de aburrido morado una vida que iba a estar llena de colores vivos, de luchar por el liderato de Podemos Galicia ha confirmado la sospecha: México no es un país seguro. Los purgados por Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias fuxen a refugiarse en las comunidades autónomas. El tierno herbicida Pablo Echenique –“yo soy muy del amor y esas cosas, pero la mala hierba hay que estirparla”– huyó a Aragón y la anticapitalista Treresa Rodríguez, a Andalucía tras Vistalegre I. Íñigo “El niño de San Ildefonso” Errejón se escapó a la Comunidad de Madrid después de la segunda edición del cumio morado. Si hubiesen elegido México, igual les ocurría como a Trotski. Al menos saben de Historia.

Los purgados saben que México no es un lugar seguro para vivir